Blogia
botones

Caprichos

Caprichos

Hoy (día en el que no te contare nada, diario :P), he decidido mirar que cosas habian escrito todas las BLANCAS poetisas de la historia.

Por supuesto me refiero a las llamadas Blanca, como yo. Deseaba saber que cosas pensaban mis antecesoras. Y así, sin mas, despues de leer varias cosas y deducir que ademas de locas, interesadas por la mitologia e idealistas, han escrito cosas muy interesantes. Cosas que puede (todo depende de mi memoria) vaya publicando aquí.

Así que aunque venga firmado por Blanca, no os fieis oh ingenuos visitantes. Porque hay tantas Blancas como colores y tantos colores como poemas.

Estoy aquí, en medio, la calle
Sola, viendo pasar la noche
Y los coches, ¿Dónde irán?
Pienso en tus ojos, sable
Pupila abierta, verde iris
Y mi ilusión tiene miedo
De gritar en la noche
Su felicidad abismal.
Un transeúnte mira
Mi pesadumbre esquiva
Y se va, y se iba,
Antes me mira
Tiene prisa
Yo ira.
La calle tranquila,
Vaga la luna
Creciente
Errante,
Yo vaga de no verte.
La gente que no está
Hoy en la calle
No me mira.
Pienso
En tus ojos verdes,
Tranquila.

 

Blanca Giménez Reillo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Blanca Giménez Reillo -

Es un placer para mí encontrar aquí mi poesía, tocalla, Blanca, además de la poesía también soy pintora, me gustaría que visitases mi página. Un saludo desde Sevilla.

Alicia -

precioso poema:-)

Ave Fénix -

Veremos si por fin me deja publicar comentarios!:) que tal guapa? asique buscando poetisas ilustres con tu nombre;) a mi ahora mismo de mi nombre solo se me ocurre Laura Esquivel, con su "agua para chocolate":) espero que sigas poniendo cosas q encuentres de otras blancas y tuyas tambien:)! a esta escritora no la conocía.

Albert -

No sé hasta qué punto el llevar un nombre u otro influirá en la creatividad de una persona (no creo para nada en el destino) pero visto el poema, parece ser que una gran mayoría de Blancas llevan algo de artístico dentro suyo. Esto siempre implica un grado bastante elevado de responsabilidad -pues la gente con virtudes siempre debería arriesgarse a expresarse aun las críticas de los demás, muchas veces motivada por la propia envidia y/o ignorancia- pero, a mi parecer, no hay nada más emocionante y satisfactorio que jugar con el riesgo mismo, sobre todo porque éste es un placer que no está al alcance de todos.

besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres